VISITAS

 

 

 

 

 

 

 

 

EL MAGO DE OZ

 

 

 

 

   foxyform


Cuando se celebró el 75 aniversario de El Mago de Oz, la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de Estados Unidos presentó un homenaje a la película en la ceremonia de los premios Oscar. La infancia de muchos de nosotros está marcada por las aventuras de Dorothy. De pequeño, la acompañé por el camino amarillo, canté las canciones y fui atemorizado por la bruja que secuestraba a Toto. Pero el El Mago de Oz no es sólo una película para niños, con los años he aprendido nuevas maneras de verla y de entenderla. En honor a este clásico de Hollywood que nunca dejará de sorprendernos, voy a comentaros una serie de datos sobre El Mago de Oz: Existen múltiples versiones, en 1939  la película dirigida por Norman Taurog, King Vidor, Victor Fleming, Mervyn LeRoy, George Cukor, es sólo una de las muchas adaptaciones del libro de L. Frank Baum.... Dorothy y sus amigos aparecieron por primera vez en la novela The Wonderful Wizard of Oz, publicada en 1900. Poco tiempo después, la historia se convirtió en un musical de Broadway e incluso inspiró tres películas mudas. La novela original fue tan exitosa que Baum escribió trece libros situados en la tierra de Oz. Actualmente El Mago de Oz es propiedad de todos los amantes del cine y hacer una trayectoria fílmica es casi imposible, cuando el film interpretado por Judy Garland, es el que mas interesa a todo el publico.... Para aprovechar los efectos del Technicolor al máximo, El Mago de Oz fue una de las primeras en utilizar esta tecnología y el equipo de producción hizo un gran esfuerzo porque así fuera. El Technicolor no reproducía los colores con fidelidad, por lo que los diseñadores tuvieron que usar distintos tonos pastel para simular el blanco en la pantalla; el vestido de Dorothy, por ejemplo, era a cuadros azules y rosas. Además, el Technicolor requería más iluminación de la usual y se comenta que la temperatura en el set llegó a provocar desmayos. Muchas anécdotas de la producción giran en torno a las pinturas que se utilizaron en el set y en el vestuario. El actor originalmente elegido como el hombre de hojalata, Buddy Ebsen, se envenenó con el polvo de aluminio utilizado en el maquillaje y tuvo que abandonar el rodaje. Ebsen fue reemplazado por Jack Haley y el maquillaje se sustituyó por una pasta. La actriz Margaret Hamilton también estuvo expuesta a maquillaje tóxico, ya que el tinte verde necesario para personificar a la Bruja Mala del Oeste contenía plomo. Los caballos de la Ciudad Esmeralda corrieron con más suerte, pues fueron pintados con polvo para hacer gelatinas, que lamían constantemente. Toto era una súper estrella: Terry, la perrita que interpretó a Toto, gozó de una carrera cinematográfica prolífica. Su debut fue en 1934 en la película Bright Eyes, protagonizada por Shirley Temple. La perrita estuvo en 16 películas en total. Después de El Mago de Oz incluso volvió a trabajar con Margaret Hamilton, en Twin Beds, de Tim Whelan. En El Mago de Oz Terry ganaba 125 dólares a la semana, más que algunos actores que interpretaban a los Munchkins. La producción usaba un animal de peluche para evitar a la perrita la molestia de las pruebas de iluminación.


El Mago de Oz fue un éxito instantáneo de público y crítica, el periódico The New York Times publicó que la película era tan genial, alegre y con un doble fondo tan aleccionador que la consideraban un clásico. El Mago de Oz fue nominada a seis premios Oscar en 1940 pero perdió la estatuilla a la Mejor Película contra Lo que el viento se llevó, de Víctor Fleming, George Cukor y Sam Wood… ambas con directores en común.

 


EL MAGO DE OZ  TAMBIÉN TIENE, COMO TODAS LAS GRANDES OBRAS... LUCES Y SOMBRAS.

 

El mago de Oz' está considerado como uno de los grandes clásicos del séptimo arte, una de las mas brillantes producciones de la Edad de Oro del Hollywood clásico. Sin embargo, como todas la buenas pelic ulas, existen notas oscuras relacionadas con su rodaje. Según he podido leer en las memorias del tercer marido de Sidney Luft, la actriz sufrió acoso durante el rodaje. Este turbio secreto sale a luz ahora, la película se estrenó hace 78 años, para la publicación de las memorias póstumas del productor Sidney Luft, fallecido en 2005. En !!Judy and I: My Life with Judy Garland !!, el productor de 'Ha nacido una estrella', narra que Garland le confesó cómo los actores que interpretaron a los Munchkins le hicieron la vida imposible, acosándola. Los actores que interpretaron a los Munchkins hicieron sentir desgraciada a Judy durante el rodaje, ponían sus manos debajo de su vestido, relata Luft... "Tendría alrededor de unos 40 años. Pensaban que podían hacer lo que quisieran porque tenían una estatura muy baja". Judy Garland, en el momento en que rodó 'El mago de Oz', tenía 17 años de edad, lo que significa que era menor. En 1952, la actriz se casó con Luft, con el que tuvo dos hijos. Se divorció del productor en 1965, cuatro años antes de su muerte. La película es considerada una de las grandes obras maestras del séptimo arte y está incluida desde 1989 en el Registro Cinematográfico Nacional de Estados Unidos debido a que es considerada "cultural, histórica y estéticamente significativa", además de ser una de las pocas películas que está dentro del Registro de la Memoria del Mundo de la UNESCO. No es la primera vez que se habla del, supuesto comportamiento de los actores que interpretaron a los Munchkins. En 1967, la propia Judy Garland habló abiertamente sobre el tema: "Eran unos borrachos. Hacían ruido todas las noches y, muchas veces, la policía les tuvo que recoger con redes que se utilizan para cazar mariposas". También la actriz comentó que, cuando tuvo una reunión con uno de los actores, su madre asistió de carabina y éste comentó: "¡Genial! Tengo dos mujeres por el precio de una". Bert Lahr, que interpretó al León Cobarde en la cinta, corroboró los comentarios de su compañera de reparto y, además, añadió: "Muchos de los actores que interpretaban a los Munchkins se ganaban la vida mendigando, prostituyéndose y como proxenetas. A menudo, amenazaban con navajas al personal.". El productor de la película, Mervyn LeRoy, mostró su indignación con el comportamiento de estos actores, de hecho algunos fueron expulsados y sustituidos por actores mas normales...también comentaba LeRoy que tras finalizar el rodaje: "Hacían orgías en el hotel y tuvimos que llamar varias veces a la policía". Jerry Maren, uno de los que daba vida a los Munchkins, se defendió atribuyendo ese comportamiento sólo a cierto número de actores. "Había un par de ellos que eran de Alemania y les gustaba beber cerveza. Bebían por la mañana, por la tarde y por la noche y creaban problemas. Pero eran los únicos", declara. Las memorias de Sidney Luft, 'Judy and I: My Life with a Judy Garland', son mas que interesantes y están autorizadas por los descendientes de Judy Garland.



Siento nostalgia terrible cuando me acuerdo de esta película. La vi mil veces en mis cines de programa doble del Madrid de los sesenta y nunca dejara de fascinarme. Mi personaje favorito era Bruja del Oeste y el hombre hojalata y fascinado sigo a través de muchos, muchos años por la voz de Judy Garland y la expresión de su rostro cuando canta "Over the Rainbow",  una de las canciones mas bellas que se han escrito nunca...y la volvería a ver por el espantapájaros, el león y el temible Mago y los monos voladores... No sólo por los zapatos rojos. No sólo por sus colores maravillosos. No sólo porque la veía en Navidad, acompañado de mis amigos de siempre, no sólo por el doblaje retro-maravilloso y no sólo porque pueda ser interpretada como una alegoría política y disfrutada como un cuento, y que ese tornado nos llevase a todos hacia el polícromo reino de Oz con nuestra casa a cuestas. Es, sobre todo, porque una vez nos invitaron a seguir el camino de baldosas amarillas...y lo hicimos. Y descubrimos que, mientras decidiésemos continuar, no olvidaríamos a los niños que una vez fuimos. Y ésta y no otra, es la verdadera magia de Oz. Me ha encantado comprobar que esta película es querida y valorada por los usuarios de muchas edades a lo largo y ancho del mundo. La he vuelto a ver hace poco. Pero esta segunda vez no han sido dos horas, la estuve visionando, revisionando hasta que caí desfallecido. ¿Qué voy a decir de El Mago de Oz? Que se rodó en 1939, cuando Estados Unidos entró en guerra y qué mejor película que esta para hacer olvidar a los niños que sus padres iban desapareciendo de casa y que ante los tiempos difíciles que se avecinaban quedaba el recurso de echarse a cantar el Somewhere over the rainbow... Soñar con un lugar distinto, escapando de la realidad en sepia e irse a vivir una aventura colorida sobre el arcoiris a la mágica Tierra de Oz: con un león sin valor, un hombre de hojalata sin corazón y un espantapájaros sin cerebro...Y esa Dorita... con sus brincos cuando le cantan los peques: "Sigue el camino de baldosas amarillas... Has de ir a ver al Mago de Oz porque hace cosas maravillosas". ¿Por qué querrá regresar a Kansas?, me pregunté siempre.

 

Fué dirigido por Víctor Fleming con la ayuda de materiales rodados por King Vidor, Richard Thorpe y George Cukor. Algunos especialistas consideran que el film es obra del productor, Mervyn LeRoy. El guión, de Noel Langley, Florence Ryerson y Edgar Alan Wolfe. Se rueda en los MGM Studios (Culver City, CA), con un presupuesto holgado de 2,8 Millones de dólares. Nominado a 7 Oscar, gana 2, banda sonora y canción. MGM, la proyecta en público en sesión de preestreno el 12-VIII-1939 en Wisconsin. El film suma fantasía, musical, aventuras y familia. Desarrolla una narración en forma de cuento infantil que explica las peripecias de Dorothy y sus amigos el espantapájaros, el hombre de hojalata y el león cobarde en Pequeñilandia y en el país de Oz, en busca del modo de regresar a casa. Contrasta el mundo real de color sepia con la apoteosis de colores y música del mundo de fantasía, en el que no todo es felicidad. En él Dorothy cuenta con la ayuda del hada buena del norte y con innumerables problemas que le crea la bruja malvada. Los decorados, de Cedric Gibbons, son imaginativos, variados, espaciosos y espléndidos. La interpretación de Judy Garland, de 17 años, en su primer papel protagonista, es enternecedora como niña frágil y triste. Obtiene el papel derrotando a Shirley Temple y Deanna Durbin. Los tres amigos, las hadas, las brujas, los enanos, los tíos, el mago, etc. la secundan con intervenciones llenas de acierto y encanto. Los efectos especiales son simples y artesanales...La historia, que es sencilla y emocionante, conquista el ánimo del espectador y se gana un rincón permanente en nuestra memoria. El film ofrece escenas memorables, como el descubrimiento del espantapájaros, la muerte de la bruja malvada cuando recibe el contenido de un cubo de agua, el encuentro con el hombre de hojalata, el descubrimiento de los trucos de un mago y el rapto de Dorothy por los monos alados. Actualmente se esta exhibiendo en Broadway el musical con el titulo de Oz, un mundo fantástico, donde lleva muchos meses de rotundo éxito. El Mago de Oz sigue en vigencia, es una historia que permanece en los Océanos del tiempo y ahi seguirá, es eterna.


Más allá del cuento infantil, la obra contiene sobreentendidos, indicaciones y sugerencias de alcance y naturaleza diversos. Denuncia los despropósitos de la sociedad dirigente: la rica Srta. Gulch reclama la posesión de un perrito ajeno mediante orden del sheriff porque la ha mordido levemente y porque se propone que le den muerte. Subvierte los valores convencionales al elevar a categoría de compañeros de la heroína a un cobarde, un tonto y un personaje sin sentimientos. Sugiere que la sociedad contemporánea, en cierta medida y de alguna manera, se puede considerar formada por personas lisiadas, estúpidas, cobardes y desalmadas. Se refiere implícitamente a hechos históricos del pasado acallados en rincones oscuros de la memoria. Viene a decir, sin palabras, que el mundo se halla asolado por la codicia, la insolidaridad, la explotación y la guerra. Explica que el coraje, la solidaridad y la lucidez se han de buscar en el interior de cada persona, porque son valores esencialmente humanos. No hay ni lugares ni territorios de huída y refugio. El mundo puede ser un prodigio de armonía, paz y alegría, si se imponen la cordura, la solidaridad, la justicia, la paz y la libertad. La película es un musical de culto. Goza de un aprecio especial en los colectivos diferentes. Se considera que los tres personajes que acompañan a Dorothy contienen en su definición alusiones a la marginación de los homosexuales en esa época. Propone una reflexión sobre las posibilidades futuras del cine, que considera muy grandes. Propone, así mismo, una reflexión sobre la libertad. Hay películas que jamás pasan de moda, "El mago de Oz" es una de ellas. Generación, tras generación, tras generación, niños de todo el mundo disfrutan de este gran clásico del cine. He dicho niños, pero los jóvenes, adultos y mayores siguen disfrutando de esta maravillosa historia imperecedera. Cine musical lleno de fantasía y color con escenas grabadas a fuego en la memoria. El hombre de paja, el hombre de hojalata, el león cobarde y "Dorothy" con paso firme por el camino de baldosas amarillas hacia la Ciudad Esmeralda. Un cuento maravilloso donde brilla con luz propia el tema musical:  "Over the rainbow". Esta película costó sudores y lágrimas realizarla, varios directores, guionistas, músicos y actores fracasaron en su intento de sacarla adelante. Afortunadamente "El mago de Oz" salió a flote y hoy por hoy es una de las películas más queridas y recordadas por todos.


Llevaba sin ver "El mago de Oz" un cierto tiempo, pero hace poco me pasaron el último DVD: edición especial. Mítico film infantil que ha maravillado a niños y no niños durante 70 años. Posee un ritmo ágil que no decae en ningún momento, y siempre es alucinante los momentos en los que Dorothy se encuentra al espantapájaros, hombre de hojalata y el león cobarde;  las canciones personales son las mismas pero con diferente letra, y la canción grupal es igual de pegadiza. La música es fundamental, y espectaculares los números musicales de los Munchkin. Lo que más me sigue impactando es el color, sobre todo la contraposición entre la tierra de Oz, y Kansas, ese color uniforme que a veces resulta tan hostil. Pero está Judy Garland arrolladora, y hace justicia a la popularidad que consiguió años después, ha sido es y será única.
 


Un clásico que no envejece y que verdaderamente sorprende la vigencia de sus aspectos artísticos. Película que asombra aún hoy, y más cuando pensamos que data de 1939. Lo primero que se me viene a la cabeza es valorar el cine de esa época y que aún hoy nos maravilla, a pesar del rodaje y sus muchos problemas, sin que por eso menguara la calidad desbordante de esta obra. Personalmente aparte de las moralejas que retumban en nuestro interior, el mismo me sorprende gratamente con su dirección, sus maravillosos paisajes utópicos salidos de la imaginación del novelista L. Frank Baum y perfectamente puestos en escena por todo los directores que fueron sucediéndose. Film que describe unos personajes caricaturescos y paradigmáticos, que sin duda nos hace palpitar ese corazoncito de niño que todos llevamos dentro. Es difícil mantenerse ajeno a los valores y conceptos que transmite. Con el tácito discurso de que "no hay mejor lugar que el hogar" se puede decir que la película revaloriza la representación de la familia. Vemos en el personaje de Dorothy el deseo de viajar a un lugar extraordinario, no obstante será su corazón el que le anime a darse cuenta que su verdadera felicidad se encuentra con sus seres queridos en la granja de Kansas. Es verdaderamente sorprendente cómo Dorothy en su viaje va madurando, aprendiendo de las circunstancias que le envuelven junto a sus amigos. También es para destacar el concepto de que tenemos en nuestro interior la capacidad de dar respuesta a nuestras necesidades insatisfechas, y que sólo depende de nosotros mismos, de nuestra voluntad o de complacer esos sueños. Una obra profunda, con una gran atractivo visual y de perfecta estética. Sin duda, obra maestra del cine de fantasía revitalizado por su mágica y esa extraordinaria banda sonora que acompaña fielmente la película.

 

Cuando veamos que las cosas se tornan de color gris sepia a nuestro alrededor, hagamos como Dorothy, y caminemos por el sendero de baldosas amarillas para llegar a la Ciudad Esmeralda, donde se nos enseñará a mirar lo que ya sabíamos pero no queríamos ver... Para mi esto es una de las muchas enseñanzas que me proporció El Mago de Oz. Una película mágica que ha conseguido permanecer vigente al día de hoy. Indispensable para ver cuando se es niño, es una ensalada repleta de imaginación, fantasía y colorido, aliñada con personajes carismáticos e inolvidables envueltos en una historia trepidante a ritmo de caballeresca Road Movie. Con estos ingredientes la odisea de Dorothy y sus amigos en el mundo de Oz conmueve y consigue emocionarnos, haciéndonos soñar. Ha pasado mucho tiempo desde que el niño que fui imaginaba que partía de la mano de Dorothy hacia Ciudad Esmeralda pero en el fondo la verdad es que mi visión de las cosas no ha cambiado tanto. Cualquier día volveré a recorrer el camino, sé que las baldosas amarillas siempre estarán ahí para mi, como está ese otro sendero que me llevará a Manderley. Para mi como muchos millones de personas esta película es una joya del cine que perdurará por siempre. De hecho a lo largo de casi setenta años se ha hecho referencia a ella en otros films con partes de su metraje, como el bailoteo por el camino de baldosas amarillas o cuando la malvada bruja se derrite gritando angustiosamente. La película tuvo más de un problemilla, aparte de los continuos cambios de director. Los problemas no terminaron aquí, ya que el perro Toto, se asustaba cuando veía al hombre de hojalata echar humo...y además en una ocasión fue pisado por un extra, y tuvo que coger la baja durante dos semanas... Los caballos del Palacio de la Ciudad de Esmeralda se comían su propio maquillaje, así que había que rodar a toda prisa. La bruja del Oeste recibió graves quemaduras en la escena en la que su personaje abandona la tierra de los Muchkin...al parecer por una avería del aparato de echar humo.

“Extrae de tu interior todos los valores que reclamas. Los valores están dentro de nosotros, sólo es preciso fluirlos”.

“No debo buscar lo que deseo fuera de casa, porque sino está allí, no estará en ninguna otra parte”.

“Muchas personas poseen los símbolos, pero no son en realidad lo que estos símbolos representan”.

“El valor de un hombre no se determina por lo mucho que ama, sino por lo mucho que es amado”.



Lecciones fundamentales para la vida de hogar, en la calle, en el trabajo o estudio. Lecciones que no deben olvidarse jamás.


 

“EL MAGO DE OZ” divierte, se mira con embeleso, se enamora uno de sus personajes, se viaja por aquel mundo de fantasía que no envejece jamás y, por supuesto te llevas a Judy Garland cantando “Over the Rainbow”, tallada en tu memoria. Y al final, queda uno con la sensación de haber visto algo maravilloso, algo con-sentido. No veo objeciones. Es una obra maestra.
En la actualidad es considerada una película de culto, a pesar de su antigüedad y de ser una fábula cinematográfica para niños.

Lo más importante de la película es el viaje, Dorothy avanzando por un camino incierto y encontrándose con una serie de incidentes que la harán madurar emocionalmente; en ese sentido, los personajes o sus amigos no serían sino la proyección de determinadas características inherentes en todos los seres humanos, en el caso de Dorothy, que por medio del conocimiento, logrará hallar la verdad a la valoración que tenemos de esas particularidades. La película procura enseñar lo que es la inteligencia, el valor y el amor. También pretende expresar el valor y la permanencia entre los suyos.


Judy Garland interpreta a todo un clásico de los personajes de ficción: Dorothy. La entonces jóven actriz, con una naturalidad impresionante, representa la parte infantil de la historia, con la que los niños se sentirán identificados y a la que los ya no tan niños veremos con ternura por su graciosa ingenuidad. El trío de secundarios hacen redonda la historia con esos personajes. Resumiendo: obra eterna tanto en papel como en rollo de película. Víctor Fleming descubrió al gran público esta historia y, aunque cambió algunos detalles, mantuvo la esencia de la novela, que vive de las múltiples lecturas y añadió escenas para el recuerdo, destacando las tres en las que 'Dorothy' se encuentra con sus pintorescos compañeros de viaje. Sumando un color nunca visto hasta el momento, el hecho de pasar a la historia era...  cuestión de tiempo.

 

A pesar del tiempo su éxito es intergeneracional, gusta tanto a mayores como a pequeños. De hecho la película se proyectó durante décadas en los cines de todo el mundo siempre con gran éxito. Los escenarios se sienten pero te gustaría estar en ellos y por un momento, los vestuarios de los personajes, parecen de un cuento teatral, son tan sinceros que dan ganas de abrazarlos y Judy Garland, es un extraordinario regalo, su tierna inocencia y su sincera bondad inundan la película. Su fondo humano es increíble, la amistad, el amor, la humildad, el valor...los sientes como tuyos en el film, porque sus personajes no solamente hablan sino que trasmiten... unos valores que dan un toque de esperanza a lo negativo que en la actualidad se puedan respirar. Un cerebro para poder pensar pues hay gente que habla mucho y no tienen cerebro, un corazón para poder sentir y llorar y por lo tanto, poder sufrir y mucho valor para poder enfrentarse a los problemas que la vida nos proponga... Tres personajes que representan tres valores y todos ellos guiados por una tierna e intemporal Judy.

Un grupo de amigos son ejemplo de amistad y una película llena de valores y sinceridad, son ejemplo de eternidad.

 

 

UNA DE LAS MAS BELLAS CANCIONES QUE SE HAN ESCRITO NUNCA:


SOMEWHERE OVER THE RAINBOW'


En algún lugar sobre el arco iris
Por un camino muy alto
Hay una tierra de la que oí
Una vez en una canción de cuna

En algún lugar sobre el arco iris
Los cielos son azules
Y los sueños que te atreves a soñar
se hacen realidad

Algún día desearé sobre una estrella
Y despertaré donde las nubes están lejos
detrás de mi
Donde los problemas se derriten como gotas de limón
Lejos, sobre las cimas de las chimeneas
Ahí es donde me encontrarás

En algún lugar sobre el arco iris
Los pájaros azules vuelan
Los pájaros vuelan sobre el arco iris
Entonces porqué, OH, porqué no puedo yo?